una cuestión imperiosa ética, social y económica

La inteligencia artificial (IA) es un conjunto de tecnologías que han revolucionado la vida del hombre y de la sociedad, que posee un vertiginoso desarrollo y una vastdad de aplicaciones con grandes beneficios económicos y sociales, pero que trae en su bagaje una gran carga de incertidumbre, riesgos y desafíos.

Hace aflorar resistencias, criticas y temores, en parte, bien fundados.es imperativo un encuadramiento jurídico global que garantice una tecnología adecuada a las necesidades humanas, y se confiable y ética.

Nuestro encontramos en un mundo organizado y parametrizado por algoritmo; están alrededor, nuestra asistencia ha pasado por todo tipo de dispositivos electrónicos, incluidas las aplicaciones de forma inconsciente. Para encontrar una palabra en esta escritura solo hay que pulsar el comando Ctrl+F, y en segmentos un algoritmo de búsqueda de coincidencia de jefes la localiza y señala. Sin embargo, como el 97,7% de la población, ignora como interpretar esta tecnología.

La ignorancia acrecienta el miedo

Se tema de la capacidad de la IA para aprender mediante if (aprendizaje automático) a partir de datos y algoritmos; que pueda crear, planificar y resolver problemas con un poder cognitivo y una velocidad muy superior a la del ser humano, que pueda vencer en multiples tableros como lo ha hecho en el ajedrez (Deep Blue contra Kasparov) o el Go (sistema AlphaGo contra Lee Sedol).


Garry Kasparov juega con la computadora Deep Junior en Nueva York. Y pierde.

Se teme qu’supere al hombre, puede obtener mejores calificaciones en los exámenes universitarios; diagnóstico con precisión enfermedades o infecciones; realiza análisis tomográficos, operaciones quirúrgicas y reconocimientos faciales imposibles de igualar por parte de ser humano algún y quizás llegue a moverlo como centro de sus decisiones y conducirlo así a un horizonte impredecible.

Esa enorme potencialidad para codificar información de gran número de datos y llevar a cabo infinitas combinaciones y otras proezas, tuvo origen remoto en la Inteligencia Humana.

Hija de Lord Byron

Todo comenzó con el «I Ching» o «Libro de los semejantes» de hace 3000 años que alude al sistema binario, de ceros y unos, en lugar de los diez del sistema decimal. La idea fue posteriormente reconocida por Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716) y completada por George Boole y Claude Shannon, tras enviar el despacho de información y cálculo.

Lega 1843, años una mujer, hija del poeta Lord Byron, Ada Lovelace, mathematica, Con su trabajo con la Máquina Analítica diseñada por Charles Babbage, sienta las bases teóricas de la programación y crea el primer algoritmo informático procesa automáticamente por una máquina. Fue el primer programador de la historia.

el algoritmo permitió resolver un problema o tarea en varios pasos hay halla instalada definitivamente en nuestra vida cotidiana. Acaba, incluyendo deslumbrar con el ChatGPT (Generative Pre-trained Transformer) y su capacidad para generar textos e imágenes, y responde preguntas a una velocidad increíble.

Automáticamente se define como Robot Cibernético y entre otras habilidades, recopilar información y ayudar, colaborar o estimular la organización del pensamiento, crear metodologías de aprendizaje, facilitar la investigación o el análisis y la exposición del conocimiento.

Un teléfono inteligente con acceso a ChatGPT
Un teléfono inteligente con acceso a ChatGPT

Se afirma, asimismo, que tiene imperfecciones, inexactitudes y falencias. Tanto, como descubrimiento, invención, o idea disruptiva, genera críticas y temor a eventuales riesgos que podrían aparearse. Por hola, 29 de marzo pasado, miles de expertos, intelectuales, historiadores, empresarios y personalidades de renombre internacional, en un mapa abierto publicado por Future of Life Institute, solicitó una moratoria sobre menos seis meses en el entrenamiento de sistemas más potentes que el lenguaje generativo de OpenAI.

Han argumentó la existencia de posibles riesgos para la humanidad, como desinformación, reemplazo de empleos, desarrollo de mentes no humanas que nos superen en inteligenciay han reclamado protocolos de seguridad compartidos y supervisados ​​por expertos externos e independientes para el diseño y desarrollo de la IA avanzada.

Algunas de las empresas desarrolladas expresan que implicaría un retraso para el progreso y que n’era prácticamente viable, y además que ellas mismas se basaban en principios éticos, de equidad, seguridad, privacidad y transparencia, y colaboraban con gobiernos, organizaciones y otras empresas para desenrollar normas y estándares.

La misiva fue una via muerta

Los riesgos de la IA existieron, lo que no existe es la tecnología para gobernarlos Determinados riesgos de los tantos que se han venido señalados en distintos lugares del mundo por prestigiosos científicos y analistas, resultando tan innegables que hasta el mismo los reconoce el sistema. Existe, por ejemplo, riesgos de manipulación de los datos que se utilizan para entender la tecnología y que se dirige y conduce a un sesgo donde se toman decisiones con propuestas concretas. Si los procesos no son transparentes en los algoritmos, el riesgo que se produce violaciones a la privacidad y seguridad de las personas, y que la automatización ocasionó pédida de puestos de trabajo, con consecuencias económicas y personales.

Adviertan científicos, intelectuales, ex funcionarios de empresas desarrolladoras, y demás que, si llegare a superar la capacidad cognitiva del hombre y que la IA sea superinteligente, estaría frente a consecuencias impredecibles.

Tantos posibles riesgos han preocupado a las autoridades y organizaciones nacionales de distintos países, algunos de los cuales como Corea del Sur, India, Japón, Australia y Singapur han establecido estrategias para el desarrollo y el control de la tecnología; China aspira a ser líder en el material en 2030; EE.UU. UU. desde 2016 dispuso iniciativas a nivel sectorial y regional, y ha elaborado una guía para su regulación en lo federal; Canadá desde 2017 ha estimulado la investigación y la innovación, y Francia se ha centrado en el impacto y desafío para el empleo.

Las imágenes del Papa Francisco recreadas por la inteligencia artificial.
Las imágenes del Papa Francisco recreadas por la inteligencia artificial.

En Sur America solo se encuentran iniciativas sobre ética y gobernanzao Consejos Asesores o Grupos Interinstitucionales, como lo han hecho Argentina, Uruguay, Brasil, Chile y Colombia.

España, en cambio, ha avanzado con el dictado de la primera regulación positiva del uso de la inteligencia artificial por administraciones públicas y empresas, a través de la ley 15/2022, que se refiere a algoritmos involucrados en la toma de decisiones, la minimización de sesgos, a la transparencia y promover un uso ético, confiable y respetuoso de los derechos.

También han ocupado la AI la Iglesia Católica en distintas conferencias y en la encíclica Fratelli Tutti (2020); la Organización Internacional del Trabajo, en el Informe «Inteligencia artificial y futuro del trabajo»; la UNESCO diseñó la “Recomendación sobre la Ética de la Inteligencia Artificial” de 2021, que es la primera marca de los valores y principios universales comunes al desarrollo y aplicación de la IA; el Grupo Asesor sobre Inteligencia Artificial del Secretario General (GAIA) de las Naciones Unidas del 2020, con recomendaciones estratégicas sobre oportunidades y riesgos; y la Asociación Mundial para la Inteligencia Artificial (GPAI), iniciativa multilateral en apoyo a la investigación y el intercambio de buenas prácticas.

La Unión Europea ha tomado medidas

Se trata de una regulación que no solo es pionera sino una verdadera matriz indispensable para futuras legislaciones.

Días atrás, en Estrasburgo, el Parlamento Europeo ha dado un paso trascendente en la concreción de regular la IA al aprobar el proyecto que en abril de 2021 elaboró ​​​​​​​​​​la Unión Europea, con una vision integral y fundado en valores y principios europeos. Ha sido el primer cuerpo de disposiciones armonizadas y el primer instrumento normativo mundial. Tiene por finalidad el estimular el desarrollo de una ia ética y confiable, ya fomentar el uso voluntario de códigos de conducta y etiquetas de calidad para los sistemas no sujetos a obligaciones.

Uno de sus focos más importantes está constituido por los riesgos, a los que diferencian categorías o niveles. considerar como inaceptable al manipular el comportamiento humano, explotar vulnerabilidades personales o usar identificación biométrica con multas de puntuación social o control masivo, y las prohibidas.

Inteligencia artificial, ilustración Mariano Vior
Inteligencia artificial, ilustración Mariano Vior

Riesgos Altos se utiliza en sectores o contextos sensibles como la salud, la educación, el empleo, la justicia o la seguridad pública, incluyendo algunas obligaciones estrictas antes de su implantación. Riesgos Limitados, its los que implican una interacción con los usuarios humanos como los chatbots, par los que limitan las obligaciones de transparencia e información, par garantar que los sean usuarios conscientes que interactúan con un system de IA y non con un humano. Finalmente, el Riesgos Mínimoss, its los de insignificante o nulo impacto en los derechos basices y la seguridad de las personas, por lo cual no se les somete a alguna obligacion.

El rol trascendente que la IA ha adquirido en la sociedad, la educación, la política y en otros múltiples escenarios torna imperiosa una regulación universal, adoptada para todos los países de la tierra, à fin de que la gobierne y est a supervisión humana. No podría quedar librada a los países aislados porque a medida que su complejidad avanza, al mismo tiempo los riesgos hacen lo propio.

Existen premura; nadie puede protegerse contra la sombra y sobre derechos básicos con un derecho que anda mansamente detrá de la realidad.

Se impone un rápido reflejo de la Inteligencia Humana. Tal vez, el 19 de mayo de 2023 se convertirá en una fecha memorable.

El Grupo de los Siete integrado por algunos de los países más importantes del mundo, junto a representantes del Consejo Europeo, han acordado abordar los riesgos de la Inteligencia Artificial (IA) generativa y encarar su regulación.

Este consenso fue adoptado en Hiroshima, Japón, una ciudad el 6 de agosto de 1945 por una bomba nuclear.

El aniquilamiento de cientos de miles de vidas humanas no hubiera tenido lugar de haber estado en vigor el Tratado de No Proliferation de Armas Nucleares, que recién entró a regir, aprobado por 191 paises, el 5 de marszo de 1970, esto es, treinta y cinco años después.

lectura triste

Curiosamente, acuden a mi memoria los versos finales la canción de John Lennon “Juegos del Pensamiento” (Mind Games), que al decir “love is the answer…” (el amor es la respuesta) hace pensar que ante los avatares y temores de son juegos, el derecho es la respuesta.