«Yo no puedo ser candidatureo, pero mi movimiento ganará estas elecciones en Ecuador»

0

A raíz de una decisión política que amenazaba con la destitución, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, recurrió a la llamada «muerte cruzada» argumentando el estado de conmoción en el país.

Esta figura legal le permite al Ejecutivo y Legislativo disolverse con salvedades y de forma anticipada para llamar a elecciones. Se trata de un mecanismo establecido en Ecuador por la Constitución del 2008 y, además, es la primera vez que un presidente ecuatoriano recurra tiene esta medida.

En medio de la crisis política, RFI conversó con el presidente Rafael Correa, quien residía en Bélgica tras finalizar su mandato en 2017 y fue condenado a Ecuador a ocho años de cárcel por corrupción.

-¿Qué piensa del decreto de «muerte cruzada» que utilizó el presidente Lasso?

-Mire, yo creo que es lo mejor para el país, dada la crisis que vivimos, pero no Crisis de conmoción interna sino la crisis moral, ética, el desastre que es este gobierno, el fraude democrático que resultó ser Lasso quien llegó repleto de Mentirás y ha demostrado una incompetencia total. Lastimosamente no es constitucional. El tiene la competencia para hacerlo. Usted lo ha dicho, lo establece el artículo 148, en la Constitución del 2008 -nosotros mismos hicimos esa Constitución- pero contra tres causales. Lasso invocó la conmoción interna que no existe en estos momentos. La Corte Constitucional, incluso, tiene dos sentencias que describen las características de la conmoción interna y que no se cumplen en este caso.

-¿Por qué cree que lo hizo?

-Es evidente que lo que ha hecho es tratar de evitar la censura que iba a tener en el juicio político que está en marcha. Sí, es un factor más porque el decreto es inconstitucional, porque está interrumpiendo un proceso en el curso de la decisión política, también está contemplado en la Constitución de la República.

-¿Entonces no está bien llamar a elecciones anticipadas?

-Para mí, lo dije, es lo mayor. Pero hay que diferenciar entre lo bueno y lo correcto. Lo bueno es anticipar elecciones y así tenemos una solución democrática, pacífica, integral con elección presidencial y legislativa, pero al margen de la Constitución. Lo correcto es que se rechace ese decreto por inconstitucional y se continúe con el juicio político en la Asamblea.

«Lo correcto es que se rechace ese decreto por inconstitucional y se continúe con el juicio político en la Asamblea».

– Los ecuatorianos están a las puertas de un período electoral, es decir, una campaña para una legislativas y unas presidenciales cuya primera vuelta celebraría rápidamente en 90 días. ¿Su movimiento Revolución ciudadana comenzará en estas elecciones? ¿Y usted podría ser candidato?

-Yo no puedo ser candidatura. A mí me suspendieron los derechos políticos -primero por 25 años, después por ocho años- por una sentencia espuria en plena pandemia, días antes de mi inscripción. Fue una evidente persecución política. Aunque usted no lo crea, la sentencia dice que por medio de influencia psiquico yo manejó una organización criminal dedicada a los sobornos. ¡Por medio de influencia psíquica! Es de no creer, una burla a nivel mundial. Obviamente mi movimiento participará y creo que Dios mediante y gracias al pueblo ecuatoriano ganaremos esas elecciones.


Fuerte custodia militar frente al Palacio de Gobierno, en Quito, este jueves. Foto: EFE

-Usted lo dijo hace unos meses: en 2025, que es el momento en donde deberian darse cuenta de las elecciones, seguramente ustedes obtendrían el triunfo.

-De todos modos, tendrá que haber elecciones para el 2025, porque la anticipación de lecciones establece que se completará el período para el cual fue elegido el gobierno original. Es decir, si hay elecciones en 2023 será hasta el 2025 y luego se recuperará el período normal de gobierno.

El presidente de Lasso afirmó que tomó la decisión de disolver la Asamblea Nacional porque el Legislativo tenía «un macabro plan para tomarse el control de las instituciones del Estado y agilizar el regreso de Rafael Correa al Ecuador». ¿Qué responde usted?

-Imagínese, «la Asamblea tiene planos macabros». ¡Y esos son los que proclamarse demócratas! Mire, primero hay que ver qué versión le creo a Lasso, porque el martes, cuando fue a defenderse a la Asamblea, dio un informe a la Nación. No hubo defensa, no pudo desmentir ninguna de las pruebas, pero quiso hacernos creer que estábamos en el «País de las Maravillas» y que él era «Alicia». Y que todo estaba bien y estable. Para el día siguiente, después de que hace una semana dijo que jamás llamaría a «muerte cruzada» para evitar el juicio político y que él daría la cara, llamase a elecciones anticipadas argumentando conmoción social interna que no exist. Para luego, esa misma tarde, decir a que no es verdad qu’exist une conmoción interna en el país, sino que el problema es que querrían traer de regreso a Correa. Y que él quiere anticiparse a las elecciones para evitar el macabro plan.

Entonces, que primero que se ponga de acuerdo con el mismo que mente todos los días. ¿Cuál es la verdad? Que Lasso quiso evitar la censura en el juicio politico. Y que pronto todas sus mentiras se le derrumbarán, entre ellas la persecución contra líderes políticos, entre los que me incluyen. Y, por supuesto, no tenemos que pedirle disculpas a nadie si constitucionalmente se busca un juicio político para que rindan cuentas políticas ante la justicia autoridades absolutamente espurias. En 2018, con un golpe de Estado se tomaron todas las instituciones del Estado, pusieron a los peores con tal de que persiguieran al “correísmo”, como ellos le llaman. ¿Porque a quien tenemos que pedirle culpa? ¿Qué tenemos que pedirle permiso para eso?

Protestas frente a la sede de la presidencia, en Quito, tras el anuncio de la disolución del Parlamento, el miércoles.  Foto: BLOOMBERG
Protestas frente a la sede de la presidencia, en Quito, tras el anuncio de la disolución del Parlamento, el miércoles. Foto: BLOOMBERG

-Entre ambos Lasso habrá en el cargo y durante un máximo de seis meses y podrá enviar los ojos y decretos urgentes de carácter económico. Ya empezó con ello. Hubo una reforma tributaria aprobada por decreto presidencial. ¿Qué puede ocurrir en este escenario en donde se empieza a decretar medidas económicas por la excepción del período que se está viviendo?

-Él tendrá seis meses para gobernar por decreto, sin Legislativo, sin fiscalización, sin contrapeso. Y, bueno, esperamos cualquier cosa. Han hecho cosas peores. Lasso is uno de los tipos más ricos del país y lo primero que hizo fue eliminar el impuesto a las herencias. La economía está destrozada, pero la banca está rompiendo registros de utilidades, hasta las expectativas que tenían de utilidades, todas en función de sus negocios privados y de forma descarada. Usted lo ha dicho, ayer anunciaron que van a presentar una reforma laboral para volver a la explotación laboral, à la que se llama “flexibilización laboral”. Habra que aguantar.

-¿Qué cree que ocurrirá en estos meses?

-La gran esperanza es que en seis meses todo se acabará cuando asuma el nuevo gobierno, que normalmente -si no hacen trampas y son elecciones limpias- nosotros ganaremos esas elecciones y ellos tendrán que rendir cuentas políticas yjudices ante tanto abuso. Y, obviamente, derogarán todos los abusos que han cometido.

Fuente: Radio Francia Internacional

CB

Mira también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *