Cómo le fue al legendario atleta Mo Farah en su última carrera como profesional: «Quería venir y festejarlo»

El británico Mo Farah puso punto final a su «increíble carrera» el domingo en una media maratón en Newcastle (norte de Inglaterra), con un anecdótico cuarta puesto en la ciudad en la que eligió despedirse de las competiciones de atletismo. A sus 40 años, el cuatro veces campeón olímpico en 5.000 y 10.000 metros, había decidido correr la Great North Run como epílogo de su larga y exitosa trayectoria deportiva.

Farah recorrió la distancia en una hora, tres minutos y 28 segundos, aclamado por los fanáticos locales que acudieron en masa para seguir su última presencia en una cita que en el pasado había conquistado en seis ocasiones.

«Es el final de mi carrera. Quería venir aquí y festejarlo», comentó el atleta a la BBC. «Ha sido una carrera increíble», afirmó.

El atleta británico de origen somalí firmó dos veces el doblete de oros olímpicos 5.000-10.000 metros, en Londres 2012 y Rio 2016. También fue seis veces campeón del mundo en esas distancias, las más largas de las carreras en pista.

Foto: REUTERS/Lee Smith

«Es muy emocionante. Han pasado muchas cosas por mi mente. Todo lo que sé es correr y es lo que me hizo feliz durante tantos años. Correr es lo que me salvó», dijo, emocionado, el atleta nacido en Somalia.

Farah, que por sus éxitos olímpicos ganó rango de nobleza por un título concedido por la fallecida reina Isabel II, reveló en julio de 2022 en un documental que había llegado de manera ilegal al Reino Unido, con una identidad falsa, antes de ser forzado a trabajar como empleado doméstico en una familia.

Completaron el podio de la prueba masculina el belga Bashid Abdi y el etíope Muktar Edris, y en la femenina se impuso la keniana Peres Jepchirchir con un crono de 1h06:45, al superar a su compatriota Sharon Lokedi y a la británica Charlotte Purdue.