El acuerdo de granos del Mar Negro se extendió por dos meses, dice el presidente turco Erdogan

El acuerdo de granos del Mar Negro se extendió por dos meses, dice el presidente turco Erdogan

Europa y países del G7 lanzan registro de daños causados ​​por Rusia

Estados Unidos, Japón, Canadá y casi todos los países europeos firmaron este miércoles un registro de daños de guerra causados ​​por la invasión rusa a Ucrania, antesala de demandas de reparación y demandas contra Moscú, anunció el Consejo de Europa, reunido en Islandia.

Lanzado el martes con motivo de una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la organización paneuropea, este censo pretende ser un primer paso ante las solicitudes de reparación traducidas en Moscú para las miles de víctimas de la guerra y los mil millones de euros de destrucción.

“Tenemos alrededor de cuarenta estados miembros que se han registrado, y todos los países del G7 en tres continentes”dijo la secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejcinovic Buric, en el segundo día de la cumbre. “Queríamos una justicia centrada en las víctimas”dijo el jefe del organismo legal, más conocido por su Tribunal Europeo de Derechos Humanos, dando la bienvenida a un “primer paso necesario y urgente”.

La iniciativa, apoyada por la presidencia islandesa de la organización, pretende demostrar que el expediente de la “Justicia para Ucrania” adelantado, cuando la perspectiva de un posible tribunal especial para los crímenes de guerra cometidos durante la invasión sigue siendo remota. La Unión Europea también lo ha firmado, además de la mayoría de sus miembros, incluida Francia. Un país miembro de la UE, Bulgaria, así como Suiza y Andorra están finalizando sus procedimientos internos para firmar a su vez, según el Consejo de Europa.

Ucrania forma parte del Consejo de Europa, que había excluido a Rusia en marzo de 2022 tras la invasión lanzada por el presidente ruso Vladimir Putin.

Kiev alentó encarecidamente la creación de este registro, que se establecerá en La Haya, al igual que la Corte Penal Internacional (CPI). Este último, creado inicialmente por tres años, debe tramitar las denuncias de las víctimas e identificar todos los daños humanos o materiales.