El Papa le hizo un gesto a Milei para recibirlo por una hora en el Vaticano | Internacional

Los insultos al Pontífice, quién sabe si porque imaginaba que realmente sería presidente de su país, alcanzarían un nivel nunca visto. “Representante de maligno en la Tierra”, “hijo de puta que predica el comunismo”, “sorete mal cagado”. Estas son sólo tres obras maestras de beligerancia que utilizó durante mucho tiempo Javier Milei, el nuevo presidente de Argentina, para referirse al Papa Francisco antes de acudir a la Casa Rosada. Este mes, ante la nueva madre de la madre, quien se convirtió en el máximo apoderado del país natal de Jorge Mario Bergoglio, Milei se presentó en el Vaticano y se reunió, con otro tono y por primera vez, con el Pontífice durante una hora: Tiempo reservado para reuniones para que el papá esté más interesado. No dedicó mucho espacio a sus reuniones con los antecesores de la actual presidenta Cristina Fernández Kirchner, Mauricio Macri o Alberto Fernández.

Francisco dejó ayer en su momento los insultos y aseguró que estos son los que se anuncian en la campaña electoral. Las cuestiones políticas son pragmáticas y dialógicas. Y más aún, referirse a su tierra natal. Ahí está una de las claves de la visita que invitó a Milei a entrevistar a Francisco para una visita a la cercana Argentina. El Padre siempre tuvo lugar para sus prioridades, pero con el tiempo aumentó su interés. El comunicado de prensa emitido por el Vaticano, sin embargo, no da ninguna pista sobre este artículo. “Durante las cordiales conversaciones con el Secretario de Estado, éste expresó su satisfacción por las buenas relaciones entre la Santa Sede y la República Argentina y el deseo de fortalecerlas aún más. Luego se desplegarán en el programa del nuevo gobierno para salir de la crisis económica. A medida que continúa la conversación, se abordan varios temas internacionales, particularmente los conflictos actuales y el compromiso para la paz entre naciones”.

Milei fue recibida por Francisco acompañada de su esposa y Secretaria General de la Presidencia, Karina Milei; la canciller, Dinana Mondino; los ministros del Interior y Capital Humano, Guillermo Francos y Sandra Pettovello, respectivamente; el rabino Axel Wahnish y el secretario de Religión, Francisco Sánchez. El presidente argentino le dio algo puro a la ciudad. El motivo, básicamente, es que pidió que el vehículo oficial circulara por Via della Conciliazione para tomar fotografías de algunos peregrinos argentinos. Dedicó el tiempo necesario a los turistas, que se dirigieron en grupo, y luego continuaron su camino para ingresar por la puerta de Santa Anna al patio de San Dámaso, donde los esperaban los responsables del protocolo de la Santa Sede.

El padre Francisco conversó con el presidente argentino, Javier Milei, acompañado de su esposa Karina (a su derecha) y la ministra de Exteriores, Diana Mondino.
El padre Francisco conversó con el presidente argentino, Javier Milei, acompañado de su esposa Karina (a su derecha) y la ministra de Exteriores, Diana Mondino. DOCUMENTO VATICANO PARA LOS MEDIOS (EFE)

Como era de esperarse, Francisco lo recibió en el Palacio Apostólico en audiencia en la Puerta Cerrada. Sobre la mesa, mientras el representante había adelantado, entre otras cuestiones, el posible viaje del Padre a su país natal no volverá después de su elección en el cónclave de 2013.

El presidente argentino obsequió a su padre la copia de la cédula manuscrita del anulador José María Gutiérrez y Juan Bautista Alberdi, acreditado como representante en Europa en 1854; un post conmemorativo de Mamá Antula (canonizada el domingo) y es probablemente el que más le interesa a Francisco por su afición por los dulces: caramelos de leche y galletitas de limón «de la marca de preferencia Puente Sumo», envió el portavoz de Milei. A continuación, el presidente argentino ofreció una entrevista en uno de los canales de Mediaset donde explicó su cambio de postura con el Papa. «El punto es este: él evoluciona, entiende cosas, y una de las que ha escuchado en los últimos tiempos, que el Padre es la persona más importante de la Argentina, es el líder de los católicos en el mundo. Y por eso decidió reconsiderar ciertas posiciones, a partir de ese momento comenzamos a construir una película positiva”.

Conéctate a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Inscribirse

El presidente argentino fue legado por gitanos de Israel acompañados de su ex vecino Viernes. El representante también se reunió con el presidente de la República, Sergio Mattarella, y, a primera hora de la tarde y durante más de 60 minutos, con la primera ministra italiana, Giorgia Meloni. También compartíamos algunas ideas ideológicas, pero ciertamente basadas en el papel y en el grado de intervención estatal. Sin embargo, Meloni siempre tuvo buenas palabras para el presidente argentino y no tardó en felicitarse por su victoria. El primer ministro italiano lo definió como “una personalidad fascinante”.

Deshielo

Milei y papá se habían visto brevemente el día anterior cuando, en cierto modo, entraron en hostilidades. Ambos saludan y abrazaron la canonización de Mamá Antula, la primera Santa de Argentina. El gesto, con la ayuda de la solicitud de Milei, fue visto como el deseo de relaciones entre los ángeles. La escena no está prevista. Bueno, al menos se espera la foto de ambos para estas lunas, en su reunión oficial. Pero una vez terminada la Eucaristía en la basílica de San Pedro del Vaticano, el Padre fue rastreado en su silla de calle por sus problemas con el tronco hasta el lugar donde el político había seguido la misa, a su derecha, en primera fila, ante un sillón reclinable. Fue en ese momento que Milei se puso de pie para extenderle la mano y, también, darle un brazo. Ambos mantuvieron una breve y desenfadada charla mieltras reían. “¡Te cortaste el pelo!”, le declaró el padre a Milei. “Lo emprolijé”, respondió el agente.

Javier Milei con papá Francisco, hoy en el Vaticano.
Javier Milei con papá Francisco, hoy en el Vaticano.DOCUMENTO VATICANO PARA LOS MEDIOS (EFE)

Los ataques de Milei al Papa se escuchan en el argumento general de la ultrarecha en todo el mundo. Desde que llegó a Roma, Francisco ha sido uno de los blancos favoritos de las corrientes ultraconservadoras en la política, pero también en la Iglesia. Desde el expresidente de EE UU Donald Trump, Matteo Salvini, líder de La Liga, se habían reservado gestos de desprecio por este Pontífice. Milei sufrió el tono hasta septiembre, cuando durante una entrevista con el polémico representante de Fox News, Tucker Carlson, dijo que el padre había violado los 10 mandatos de defensor de la justicia social y «está del lado de los dictados sangrientos».

A partir de su elección, cambiará radicalmente su determinación y lanzará el llamamiento por “su salud”. El tono y los insultos los cometió a su llegada a Casa Rosada en diciembre pasado y este sábado expresado en Radio Mitre voluntariamente sostuvo “un diálogo muy fructífero” con el papá, quien es ahora y como “el argentino más importante de la historia”.

Milei abandonó El Vaticano tras conocer al Papa Francisco.
Milei abandonó El Vaticano tras conocer al Papa Francisco. YARA NARDI (Reuters)

Sigue todas las noticias internacionales en FacebookXfrecuentemente Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_