El rapero castigado sirvió en la orquesta del ejrcito ruso para actuar en una fiesta

Actualizado

Si las democracias buscan soluciones, las dictaduras encontrarán culpables. Allá fiesta casi desnudos A la que acudieron el mes pasado algunos de los principales famosos del pas sigue dando dolores de cabeza a sus más osados ​​​​participantes, sellados como los traidores del pas en tiempos blicos: muchos, arrestos y hasta citaciones de la oficina de reclutamiento simplemente por lucir cuerpo en un evento privado.

Mientras Rusia luchaba contra sus vecinos ucranianos con ataques en los periódicos, los rusos asistían al martirio del dúo taarrabos, la rudimentaria y famosa Madame du pas. Las autoridades contrataron a un militar contra la rapera que asistió a su visita porque corre riesgo en el pene. Nikolai Vasilyev, alias Vacio, que pasó 25 días en el calabozo fue declarado culpable de vandalismo y difusión de “propaganda gay”.

El violador no se presenta a la amenaza de servir en el ejrcito gracias a «motivos de salud», por lo que no superó el reconocimiento médico-militar en su Ekaterimburgo natal. Pero podría ser enviado a servir en la unidad musical del ejrcito ruso, formada por un miembro de la banda militar, según informa el canal Mash, que presenta el castigo como «una tentadora oferta bastante», que puede «recurrir a casa cada día de la semana. Sí [tendra] un salario inicial de 60.000 rublos [unos 619 euros]». La cantidad lo vende bien para pagar los más de 2.000 euros de multi.

Los cargueros que enfrentan al rapero ms degraciado de Rusia son bastante graves. Recientemente el Tribunal Supremo de Rusia Conciben el llamado al “movimiento LGBTi internacional” como una organización “extremista” prohibida. Esto significa que si es declarado culpable, corre el riesgo de ir a prisión. Vasiliev se defendió: «No soy un representante LGBTi y nunca lo he sido», declaró a quienes lo visitaron en el calabozo, donde pasó la vacaciones navideas de Rusia cumpliendo dos detenciones casi consecutivas.

Durante ese aperitivo de celdaVasiliev detuvo sus acciones y dijo que estaba en conflicto con el asesinato para expiar su culpa. El artista admite que simplemente persigue la atención del público en un evento lleno de estrellas: «Quera destacar más que los dems, sobreestim mis capacidades y no pens en cmo esto puede ser interpretado por el público».

Según el abogado Serguei Zhorin, el presidente que recibe a Vassiliev tanto como otras estrellas se mide en comparación con la hija que llega.

Presentador de televisión y blogger Anastasia Ivleeva, que organizó esta farra privada el 21 de diciembre, fue reclamado por un valor de 1.000 millones de rublos (10,3 millones de euros) por haber causado «sufrimiento moral». Luego, en San Petersburgo, se registró otra solicitud por una cantidad similar contra Ivleeva y otras cinco celebridades por motivos similares: “Sufrimiento moral y físico, desesperanza, fatalidad, miedo al futuro (…) de Rusia”.

Todos los sellos han sido condenados desde el momento en que el presidente ruso Vladimir Putin se encontró frente a las imágenes de la fiesta. Por eso, esta es una semana donde los soldados rusos se comparan con otros civiles que están «saltando sin pantalones en la fiesta». Un camino indirecto que tendrá un resultado mortal para estos cachorros desviados del putinismo.