España ha consultado al embajador ruso en Madrid sobre la muerte de Navalny

Actualizado

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Gobierno de España ha convocado a esta luna para consultar al embajador ruso en Madrid, Yuri Klimenko, en el momento de la muerte en prisión del opositor ruso Alexei Navalny el pasado viernes, según fuentes diplomáticas. El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, afirmó este mes que la muerte de Navalny es «totalmente injustificada y nunca debería haber ocurrido», y aseguró que el «responsable en ese momento es evidentemente quien lo hace injustamente en prisión por motivos políticos».

Albares se encuentra en Bruselas con la viuda de Navalny, Yulia Navalnayacon otros ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, y porque Rusia declara que ante las causas de la muerte «de forma creíble», informó a Efe.

«Expresó mi apoyo a Yulia Navalnaya, como lo han manifestado tantos defensores de la democracia y las libertades. El Gobierno de España es siempre, en todos los lugares del mundo, el lugar de todos aquellos que defienden la democracia, la libertad y los «derechos humanos». , declaró el ministro en una rueda de prensa, con motivo de la reunión de ministros comunitarios.

Para honrar la memoria del opositor, el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, propuso que el régimen europeo de sanciones en materia de derechos humanos lleve el nombre de Alexei Navalny.

La convocatoria del embajador ruso en Madrid coincide también con la confirmación de que el piloto ruso Maxim Kuzminov, que desertó en agosto para abordar el avión ucraniano con el helicóptero que pilotaba, fue encontrado muerto en España, según fuentes de inteligencia. ciudades militares ucranianas por el Correo de Kyiv.

En la semana del mes lunar, Alemania propuso: consultaré al embajador ruso en Berlín. «Las condiciones inhumanas de detención muestran la forma brutal con la que la justicia rusa actúa contra cualquiera, y contra el presidente Putin, que reprime la libertad de opinión», afirmó una portavoz del ministerio, Kathrin Deschauer.