familias, un matrimonio de ancianos, cuatro personas sordas y dos hombres que enfrentaron al tirador

Un padre y su hijo que estaban jugando al bowling, un matrimonio de ancianos, dos hombres que enfrentaron al tirador y cuatro personas sordas que participaban en un torneo de «cornhole». Esas son algunas de las 18 víctimas que murieron en los tiroteos de Maine y cuyas identidades fueron reveladas este viernes por las autoridades.

Fueron dos mujeres y 16 hombres, con edades comprendidas entre los 14 y los 76 años, quienes fueron asesinados el pasado miércoles por Robert Card, un hombre de 40 años con pasado en la Reserva del Ejército y con un historial de problemas mentales.

El sospechoso, que irrumpió en un bowling y en un restaurante de la ciudad de Lewiston con un fusil de guerra, fue encontrado muerto en la noche de este viernes con una herida en la cabeza por un disparo autoinfligido.

Una por una, las víctimas de la masacre de Maine

Mike Sauschuck, comisario del departamento de seguridad pública de Maine, fue el encargado de hacer públicos los nombres de los muertos durante en una rueda de prensa en la que se publicaron fotografías de las víctimas que fueron «aprobadas por sus familias».

Cuatro de las víctimas eran sordas. Como cada miércoles, estaban jugando a «cornhole«, un juego popular en Estados Unidos que consiste en lanzar sacos de tela a un tablero con un agujero, en el Schemengees Bar and Grille.

Tricia Asselin, una de las víctimas de la masacre de Maine. Foto: CNN

Entre ellos se encontraba Joshua A. Seal, de 36 años, intérprete de lengua de signos. Era muy popular en la comunidad porque, entre otras cosas, se encargó de interpretar las informaciones sobre el coronavirus durante las conferencias de los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades durante la pandemia.

Además de Seal, también fueron asesinados Stephen M. Vozzella, de 45 años; Bryan MacFarlane, de 40 años, y William Brackett, de 48. «Nuestra comunidad está en shock y profundamente afligida», lamentó Karen Hopkins, directora ejecutiva de la Escuela para Sordos Governor Baxter.

Joseph Walker, una de las víctimas de la masacre de Maine. Foto: CNNJoseph Walker, una de las víctimas de la masacre de Maine. Foto: CNN

En el Schemengees Bar and Grille, que funcionaba como centro de reunión de varias personas, también murieron Peyton Brewer-Ross, de 40 años y padre de una niña de dos años; Arthur Fred Strout, un hombre de 42 años y padre de cinco hijos que estaba jugando al billar; Maxx Hathaway (35), que próximamente iba a ser padre por tercera vez, y Ronald G. Morin, de 55 años.

Asimismo, fue asesinado el gerente del local, Joseph Walker, de 57 años. Según contaron los testigos, agarró un cuchillo y fue tras el tirador para intentar detenerlo, pero murió en el intento.

Michael Deslauriers II, una de las víctimas de la masacre de Maine. Foto: CNNMichael Deslauriers II, una de las víctimas de la masacre de Maine. Foto: CNN

El otro tiroteo ocurrió en el local de bowling Just-in-time Recreation. Tricia Asselin, de 53 años, trabajaba allí a tiempo parcial, pero esa noche se encontraba de franco, jugando con su hermana, que logró escapar. «Cuando todo empezó, ella corrió hacia el mostrador y comenzó a llamar al 911 y fue entonces cuando le dispararon. Esa era ella. No iba a huir. Iba a intentar ayudar”, contó su hermano mayor a CNN.

En ese lugar también murieron Aaron Young y William A. Young, padre e hijo, de 14 y 44 años respectivamente.

Joshua Seal, una de las víctimas de la masacre de Maine. Foto: CNNJoshua Seal, una de las víctimas de la masacre de Maine. Foto: CNN

Además, fue asesinado el gerente del bowling, Tommy Conrad, de 34 años y padre de una hija de 9. También al matrimonio de ancianos conformado por Robert (76) y Lucille Violette (73), quienes les estaban enseñando a jugar a los niños.

Por su parte, Michael Deslauriers II, de 51 años, recibió la herida mortal cuando intentó atacar al tirador, según contó su padre

Jason Adam Walker, de 51, y Keith D. Macneir, de 64, son las dos víctimas restantes que fueron asesinadas en el bowling.