Google a pesar de cientos de empleados de sus áreas de ingeniería, hardware o Google Assistant

Google, filial de Alphabet, decidió enviar empleados a varios departamentos, como ingeniería central, Google Assistant y el equipo de hardware de Pixel, Nest y Fitbit junto con un plan de reducción de costes, según han anunciado este jueves diversos medios.

De estas ventas, las más de 12.000 son expulsadas por Google en energía, lo que afecta a alrededor del 6% de su planta en jornada completa. Asimismo, la tecnológica también realiza más adelante recortes en su división de notificaciones y contratos.

La intención de Google es priorizar la inteligencia artificial (IA). Como resultado, se lanzó el ‘chatbot’ Bard o el modelo IA Gemini pudo competir con sus rivales de Microsoft y Amazon.

«Para posicionarnos mejor ante estas oportunidades, a largo plazo, en el segundo semestre de 2023, varios equipos realizarán cambios para ser más eficientes y trabajar mejor, así como para alinear nuestros recursos con sus principales prioridades de producto», ha confirmado un portavoz para El código establecido por ‘CNBC’, que ha reconocido que los «cambios de organigrama» incluyen la supresina de algunos de los puntos.

A partir de entonces, el sindicato Alphabet Workers Union (AWU-CWA) consideró «innecesario» que la ronda de despidos estuviera ahí y se manifestó en la Red Social.

Gracias a la cotización del Nasdaq, las acciones de Alphabet están un 0,78% por encima de la media, hora local, y cotizan a 141,17 dólares (128,90 euros) cada año.