H&M afronta este lunes su segunda jornada de huelga tras tener que cerrar el jueves el 95% de sus tiendas

H&M se enfrenta este lunes a la segunda jornada de huelga del personal de tienda convocada por CCOO y UGT después de que el pasado jueves, en el primer paro convocado, tuviera que cerrar el 95% de las tiendas del grupo en España.

De nuevo, más de 4.000 trabajadores de la empresa han sido enviados a trabajar con plena vigencia, siempre y cuando hayan tenido varios sólo pudieron dar cobijo parcial a los trabajadores de los más de 120 que pertenecen al grupo textil en todos los países.

UGT catalogó el día de Huelga como exito rotundo y absoluto allí se subrayó que la movilización demude “la necesidad de que la empresa escuche a la plantilla, y por ende las propuestas de los sindicatos mayoritarios”. “Seguiremos abiertos a la interlocución, en aras a conseguir mjorar las tan ansiadas mjoras en las condiciones laborales de las personas que trabajan en la compañía”, apuntó el sindicato.

Las movilizaciones se iniciaron el martes de la semana pasada con unos paros parciales que provocaron el cierre de hasta 100 tiendas y un seguimiento medio del 80%, según los sindicatos. Este viernes, los sindicatos anunciaron dos nuevas jornadas de huelga para los días 1 y 8 de julio.

“Lamenta mucho que la empresa no estoy escuchando lo que las personas que están trabajando en las tiendas de l’grupo H&M están diciendo: solución a los problemas que impiden que puedan desarrollar su trabajo en condiciones«, señalaban.

Según UGT, la semana pasada no fue posible llegar a un acuerdo con la empresa tras casi 12 horas de negociación al no concretar sus propuestas respecto a cuestiones como la implantación de un sistema de incentivos y la intención de modificar el complemento de incapacidad temporal. Además, la empresa les había propuesto ampliar las horas de contratación y la creación de plus de responsabilidad, pero, en este caso, tampoco se habían concretado.

La importancia de la sustitución de trabajadores

Durante meses, los sindicatos llegaron estos incidiendo a la empresa en la «importancia» de sustituir a los trabajadores de baja, en excedencia o en otras situaciones que «en la práctica hace que en las tiendas haya muy poca plantilla, creando una sobrecarga de trabajo «.

El impacto de la situación en las plantillas que están en activo llevó a una situación en la que ya no lo pudieron «soportar», sobre todo «de cara al aumento de trabajo que va avenir con la llegada de las rebajas», decía el sindicato .

Por su parte, desde H&M España lamentaban este martes que los sindicatos rechazaron el paquete de medidas que aumentó el incremento de los recursos efectivos en tienda «a través de ampliaciones definitivas de horas en contratos a tiempo parcial y más contrataciones» y decidieron continuar con las movilizaciones convocadas.

El textil señalaba que las propuestas suponían «un gran esfuerzo para la compañía». “Lamentablemente para todos, este paquete de medidas ha sido rechazado por la parte social, por lo que la compañía lamenta no haber podido ofrecer estas condiciones a los empleados”, indica H&M.

La empresa confió en «poder siempre mantenedor de un diálogo abierto y constructivo en beneficio de nuestros empleados».