julio 16, 2024

Horacio Rodríguez Larreta buscó asimilar rápido el golpe y prometió la «unidad» de Juntos por el Cambio

Horacio Rodríguez Larreta buscó asimilar rápido el golpe y prometió la «unidad» de Juntos por el Cambio

Escenificó en Parque Norte una recomposición interna con Patricia Bullrich, a quien llamó temprano para felicitarla.

Horacio Rodríguez Larreta no se plegó al cantito “Patricia Presidente”, aunque en ese momento le levantó la mano a su vencedora en la pulseada de Juntos por el Cambio. Fue al final de una celebración medida en el escenario de Parque Norte, en la escenificación de una recomposición interna con interrogantes hacia las generales y Mauricio Macri fortalecido: festejó no sólo el triunfo de Bullrich en la interna sino la elección de Javier Milei.

Quiero felicitarte Patricia, realmente. Llevamos adelante una interna con responsabilidad, que hace que hoy estemos más unidos que nunca”, aseguró Rodríguez Larreta un rato antes, en ese momento con la imagen reservada a los cuatro integrantes de las fórmulas: los rivales del PRO y los radicales Luis Petri y Gerardo Morales.

“Vamos a honrar los valores que propusimos y para todos aquellos que creen que la mayoría amplia es el camino vamos a honrar el apoyo que nos dieron”, ratificó el jefe de Gobierno porteño su mirada sobre la necesidad de construir consenso para avanzar con reformas, una estrategia contrapuesta a la de Bullrich y que en las urnas no le dio resultado.




Mauricio y Jorge Macri, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, en la noche de este domingo. Foto Federico López Claro.

“Vamos a estar desde mañana con Patricia y con Luis para consolidar el triunfo en octubre. Juntos vamos a llevar adelante la fuerza del cambio de nuestras vidas”, fundió los dos slogans de campaña sobre el final de su discurso.

Análisis en el búnker

Rodríguez Larreta comenzó a procesar la derrota en las oficinas de la calle Olazábal.

“Es un voto antisistema fuertísimo, tanto en Milei como en Patricia. La sociedad eligió estar al borde del sistema democrático”, dijo a Clarín un integrante de su mesa chica cerca de la medianoche.

A esa altura todavía no había autocrítica: “Ahora no es momento, pero nosotros creemos en lo que planteamos. La sociedad eligió otra cosa”.

Antes de ir hacia el búnker compartido en Parque Norte, Rodríguez Larreta esperó los datos de las mesas testigo acompañado por Morales, otros precandidatos de su lista, funcionarios porteños e integrantes de su círculo íntimo. Pasadas las 20, el panorama comenzó a oscurecerse para el jefe de Gobierno.

“Si no tenemos una buena ventaja en la provincia de Buenos Aires, estamos cagados”, estimaban por la diferencia que a esa altura despuntaba a favor de Bullrich en Córdoba y Mendoza, y en menor medida en Santa Fe, otra mala señal porque era otro distrito en el que Rodríguez Larreta esperaba compensar.

Al rato los datos de Buenos Aires no eran los que esperaban en el equipo del alcalde, y Néstor Grindetti se imponía en la disputa contra Diego Santilli, su apuesta como precandidato a gobernador sumado a la boleta de legisladores con José Luis Espert, Cynthia Hotton y Miguel Pichetto. Con Santilli habían priorizado el conurbano, ante el panorama más favorable a Bullrich en el interior, y tampoco funcionó.

Los números de Milei también generaban preocupación en Rodríguez Larreta, porque más allá de que en los cálculos previos su crecimiento podía perjudicar en la interna más a Bullrich por compartir en parte su electorado, también alteró los planes del precandidato con perfil más moderado.

“Milei jodió en todo el norte”, reconocían al caer la noche cerca de Morales, el radical que esperaba en esa geografía una ventaja mayor de la fórmula que integraba.

Antes de ir a Parque Norte, llamó a su rival para reconocer la derrota. En paralelo al proceso de asimilar el golpe, en ese momento arrancaba el intento de mostrar una recomposición interna.

La dirigencia de Juntos por el Cambio, en la noche de este domingo. Foto Federico López Claro.


La dirigencia de Juntos por el Cambio, en la noche de este domingo. Foto Federico López Claro.

“Quiero agradecer de corazón a Horacio Rodríguez Larreta y a Gerardo Morales por su trabajo en esta elección. Los vamos a convocar a todos para ganar en las generales y ser el gobierno que les cambie la vida a los argentinos”, también incluyó Bullrich la consigna de su rival, y prometió “brazos abiertos para todos” con el propósito de retener sus votos el 22 de octubre.

Mirá también