“La lava ha destruido casas, asusta”

“La situación está muy mal en Grindavik. La lava ha llegado a las viviendas y ha destrozado casas”. Es el testimonio de Oliver Kelaart, jugador de fútbol de nacionalidad española y australiana que lleva tres años en Islandia y ahora juega en el Njardvík, de segunda división. Su casa, en Keflavík, está a poco más de 15 kilómetros de la zona que está atravesando el magma.