julio 19, 2024

Las Letras vuelven a rebajar su rentabilidad: el Tesoro coloca 1.525 millones de euros a nueve meses al 3,7%

Las Letras vuelven a rebajar su rentabilidad: el Tesoro coloca 1.525 millones de euros a nueve meses al 3,7%

Actualizado

Las familias se han quedado con casi un tercio de la emisión total, por valor de 690 millones de euros

Fachada del Banco de España en Madrid el pasado 23 de julio.MUNDO

Las últimas palabras del Banco Central Europeo (BCE) sobre un posible parón momentáneo en la escalada de tipos de interés ya se ha trasladado al mercado. El Tesoro Público ha realizado este miércoles la segunda subasta de Letras desde la última reunión del BCE en la que llevó a cabo la novena subida del precio del dinero en la zona euro y se confirma la tendencia: la rentabilidad de la deuda pública ha comenzado un periodo de calma a la espera de futuros movimientos.

Por el momento, lo lógico es hablar de tipos congelados en las últimas semanas, más allá de caídas en la rentabilidad porque en las dos últimas subastas aunque sí se han producido, éstas han sido prácticamente irrisorias. Pero sí hay un cambio de tendencia y eso es innegable. Otro aspecto que lo demuestra es que la rentabilidad que ofrecen hoy las Letras a nueve meses es superior a las de doce, un 3,7% frente al 3,682% de una subasta que tuvo lugar el 8 de agosto. Esto es el reflejo de que los inversores podrían estar anticipando ya una caída de los tipos en la Eurozona a un año vista.

En total, el Tesoro ha colocado 2.048 millones de euros en Letras a 3 y 9 meses, por encima de lo previsto inicialmente, con una caída del tipo que se le ha exigido a la deuda a nueve meses. En concreto, el organismo ha colocado entre los inversores hasta 1.525 millones de euros en títulos de deuda a nueve meses a un interés del 3,7%, lo que implica una tímida caída con respecto a la anterior subasta del pasado julio, cuando lo situó en el 3,81%.

En cuanto a las Letras a tres meses, la colocación fue de 523 millones de euros con un rendimiento del 3,535%, y es ligeramente algo superior al 3,531% de la subasta del mes pasado.

La demanda de los inversores ha vuelto a superar las expectativas de colocación, ya que ha sido 3,6 veces el importe adjudicado en el caso de las Letras a tres meses y en casi 2,3 veces la subasta de los títulos a nueve meses. En total, el mercado ha demandado 5.352 millones de euros de estos títulos, mayoritariamente en Letras a nueve meses que siempre cuentan con una demanda superior.

Las familias han solicitado un total de 690 millones de euros. Esto supone que de lo colocado en pleno agosto por el Tesoro casi un tercio ha ido a parar a sus manos. Las mayores peticiones se han concentrado en las Letras a 9 meses, también las más rentables, por un importe de 373 millones de euros.

La semana pasada el Tesoro adjudicó casi 4.850 millones de euros en una emisión de Letras a seis y doce meses en la que redujo el interés de los títulos a un año muy tímidamente, hasta el 3,682%, pero era la primera en que no volvía a subir el interés desde que el BCE inició la nueva era de tipos al alza. Tras esta subasta y después de que suspendiera la puja prevista de bonos y obligaciones del próximo jueves, el Tesoro no volverá a salir a los mercados hasta el 5 de septiembre, con emisiones de letras a 6 y 12 meses.