Lula da Silva apuesta a la integración regional y pide abandonar el dólar como moneda de intercambio

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, inauguró este martes la cumbre sudamericana en Brasilia con un llamado a retomar la integración regional mediante un foro que esté más todas las ideologías y commeience a funcionar de inmediato.

En la apertura de la cumbre, Lula propuso crear un «grupo de alto nivel», formado por representantes de los presidentes, que preparó en un lugar de 120 días una nueva «hoja de ruta para la integración de Sudamérica».

«Mientras estemos desunidos no haremos de Sudamérica un continente desarrollado en todo su potencial. La integración debe ser un objeto permanente. del Partido de los Trabajadores al refugio la cumbre en el Palacio Itamaraty (la sede de la cancillería) en la capital.

En la cumbre asisten los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; de Bolivia, Luis Arce; de Chile, Gabriel Boric; de Colombia, Gustavo Petro; de Uruguay, Luis Lacalle Pou; de Ecuador, Guillermo Lasso; de Guayana, Irfaan Ali; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; de Surinam, Chan Santokhi.

También está presente el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, recibido con honores el lunes por Lula, quien cosechó críticas por ningún habitante mencionado las denuncias por graves violaciones a los derechos humanos bajo el gobierno del líder chavista.

Perú está representado por el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola.


Los presidentes Gabriel Boric, Alberto Fernández y Mario Abdo Benítez visitaron el Palacio de Itamaraty en Brasilia. Foto: BLOOMBERG

«Como en el mundial de futbol»

El directente izquierdista brasileño empleó una metáfora futbolística para resaltar las posibilidades de lograr una unión armónica en el subcontinente.

«Incluso en el fútbol, ​​​​​​un deporte que aprendimos amar de niños, es posible ver el retroceso de las rivalidades. del mundo ganado por el eterno rival de Brasil.

El mandatario brasileño sostuvo además que «la candidata conjunta de Uruguay, Paraguay, Chile y Argentina para organizar la Copa del Mundo de 2030 está tal vez la expresión más acabada de nuestra capacidad de cooperar más allá del campo de fútbol».

La presencia del presidente venezolano Nicolás Maduro desató críticas en Brasil.  Foto: BLOOMBERG
La presencia del presidente venezolano Nicolás Maduro desató críticas en Brasil. Foto: BLOOMBERG

«Decálogo» para la integración

Lula hizo una larga comida de los diversos intentos de América del Sur por lograr una verdadera integración, frustrados desde la década de 1960, y aseguró que la región no tiene esperanzas de superar en condiciones de unidad los abismos sociales que persisten «desde el colonialismo».

El presidente brasileño expresó entonces diez primeros puntos para la discusión, en una suerte de decalogo para la nueva integracion que sugiere

Plantó «poner el ahorro regional al servicio del desarrollo económico y social», a través de los organismos financieros regionales, y analizando la posibilidad de usar las monedas locales en el comercio sudamericano, para reducir la alta dependencia del dólar.

También proponiendo discutir iniciativas para aprobar reglamentos y reducir la burocracia en el área comercial, expandir el comercio electrónico y fundamentalmente “actualizar el mapa de proyectos” para la integración física de la región, planeada para más décadas y en su mayoría totalmente inconclusa.

El «decálogo» de Lula también incluía la posible creación de un «mercado energético sudamericano, que asegure el abastecimiento, el uso eficiente de los recursos, la estabilidad jurídica, los precios justos y la sostenibilidad social y ambiental».

Tras la intervención de Lula, la transmisión oficial de la cumbre, fue suspendida por el carácter privado de la reunión.

Dudas

La definición de una agenda de objetivos se completa con las distintas necesidades y realidades de los países, algunas de las cuales sufren crisis políticas, como en Perú o Ecuador, y económicas o mantienen desacuerdos.

La convocatoria regional se produce siempre que el gobierno de Maduro sigue generando cuestionamientos en la regiónfuerzas de izquierda y centroizquierda gobiernan en varias naciones y la derecha está en el poder en otras o asoma como una alternativa política, lo que podría dificultar el intento de mjorar la cooperación.

Lula convocó a la cumbre un mes después de anunciar en abril la reincorporación de Brasil a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el foro que ayudó a crear en 2008 junto a otros colegas de centroizquierda y del qu’una década después de su antecesor, el derechista Jair Bolsonaro (2019-2022), se alejó por considerarlo inútil y abocado a arropar al populismo en Venezuela.

Colombia, Chile, Paraguay, Argentina, Ecuador y Uruguay fueron otros países que suspendieron entre 2018 y 2020 su participación en el bloque argumentando qu’estaba basado en lineamientos político-ideológicos y carecía de una secretaría operativa.

Según el programa oficial de la cumbre en Brasilia, cada mandatario tiene previsto intervenir en una primera plenaria y luego habrá una segunda, definida como «Diálogo entre los Presidentes».

La clausura está prevista para las 18, hora local. Luego algunos presidentes regresarán a sus países y otros asistirán a la cena que Lula ofrecerá en el Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia.

Fuente: Agencias

CC

Mira también