Nuevo Diccionario Panhispánico de Términos Médicos

Durante más de un año de trabajo, estuvo tres meses a la luz de este diccionario panhispánico de médicos, el primero con un lenguaje médico común, que impulsó el Real Academia Nacional de Medicina de España (RANME)Asociación Latinoamericana de Academias Nacionales de Medicina de España y Portugal (ALANAM).

Se trata de una obra digital, navegable y de libre acceso con más de 70.000 terminales médicos que facilitan la comunicación entre la población y los profesionales sanitarios de los países atlánticos en un mundo cada vez más globalizado.

Del total de términos, el 95% son comunes, los términos son los más científicos y técnicos, y sólo el 5% muestra variabilidad. “Es un lenguaje más común, como síntomas, enfermedades y objetos comunes”, indica a EFEsalud el lexicógrafa Cristina González, coordinadora de la Unidad de Terminología Médica de RANME.

“Cuando una persona está encerrada en la lengua de su madre y le sirve para hablar con el médico cuando pasa y es una lengua que se conserva”, subrayó. profesor José Miguel García Sagredo, codirector del Diccionario Panhispánico de Términos Médicos.

A partir de aquí es necesario acordar términos como mameluco la fuente (mameluco de agua), ojo flojo (ojo vago); trapear (atragantarso); alumno (liendres de contacto) o gotario (cuenta de gotas).

“El consenso es central en la definición del término”, afirma el profesor.

“No hay ningún término -añade Cristina González- de que el mar es preferible a otro país. Pensamos que se trata de llegar a un consenso entre todos, pero respetando mucho la variabilidad de cada persona.

diccionario medico
Los expertos consultan en línea el Diccionario Panhispánico de Términos Médicos. EFE/Ana Soteras

Si busco mascarilla…¿Qué encuentro?

Un ejemplo de término con clara variabilidad es “mascarilla”. Si nos buscas en el diccionario recibirás tus sinónimos de aceptación (barbijo, cubrebocas, tapabocas…incluido máscarapero es un vocabulario desacreditado por los expertos).

También incluye, entre otros, su equivalente en inglés (mascarilla), países de uso de plasma en un mapa, incluyendo una nomenclatura o código que muestra todos los términos médicos y puede ayudar, por ejemplo, a ampliar los términos relacionados con el trabajo en campos.

“Si dentro de la definición hay términos que el usuario no entiende y están en su lugar en el diccionario, pellizquelo y llévelo a la otra definición”, explica el lexicógrafo.

Además de la búsqueda sencilla, existe una búsqueda en inglés (pero la respuesta es la traducción al español) y una búsqueda avanzada que permite posibilidades más precisas como, por ejemplo, localizar términos desacreditados, otros que provienen de otros modismos, o que los términos se utilizan en un país o en otros.

Anglicismos: mejor equivalente en español

El lenguaje científico y técnico que utiliza el inglés como idioma de comunicación científica internacional no significa que los anglicismos sean intangibles al español, porque antes de adaptarse a la morfología, la ortografía y la gramática, son idénticos a los de los neologismos (nuevas palabras).

«Una tarea importante es detectar inmediatamente que hay una expresión o un término nuevo en inglés y ofrecer la traducción inmediata al español», afirmó el codirector del Diccionario Panhispánico de Términos Médicos.

diccionario medicodiccionario medico
El codirector del Diccionario Panhispánico de Términos Médicos José Miguel García Sagredo. EFE/Ana Soteras

El arduo trabajo de las academias de medicina de España, Portugal y América (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela) también contribuyó a un consenso sobre los anglicismos: hay una alternativa en español, recomendada por el término en inglés.

Mayor queja gripe oh gripe o es más recomendable utilizar “proteína de lentejas” que “pico de proteína» en referencia al coronavirus.

Pero hay casos en los que no es posible utilizar el terminal en inglés para un uso extensivo. Este es el caso de apoyo o aparatos dentales fijos.

“No existe modo de llamada en español. Por eso, nuestra intención es ahora muy larga detectar las nuevas palabras a incidir y proponer el término en español antes de consolidarlo en inglés», dijo Cristina González.

Términos más complicados o controvertidos

Durante estos años de trabajo, también tuve algo que hacer en el camino. La pandemia de coronavirus de 2020 también golpeó al Diccionario Panhispánico de Términos Médicos.

“Los plazos llegan a una velocidad vertiginosa” en una era de confinamiento y teletrabajo, pero no hay problemas de consenso y un ejemplo de la enfermedad generada por el virus SARS-CoV-2 se llama COVID-19en femenino, ha recuperado la lexicóloga.

El profesor José Miguel García Sagredo también mencionó la viruela del monoque la Organización Mundial de la Salud recomienda nombrar Viruela.

“Tenemos una encuesta y todas las universidades coinciden en que en nuestros países el mono viruela no encuentra ningún problema peyorativo, además de quedar más claro en español” que Viruelaapunta el también médico especialista en genética.

Coordinación enriquecida

Este Diccionario Panhispánico de Términos Médicos Su empresa ha dado frutos en más de un año del trabajo colectivo de tres academias médicas que cuentan con experimentados especialistas biomédicos, así como lexicográficos, etimólogos, traductores, informáticos y expertos en codificación, entre otros.

“Un trabajo de coordinación que fue completo, pero también muy enriquecedor”, afirmó el jefe de la Unidad de Terminología Médica de la RANME, donde centralizó la información.

diccionario de términos médicosdiccionario de términos médicos
Cristina González, coordinadora de la Unidad de Terminología Médica de RANME. EFE/Ana Soteras

«Estamos comprometidos a hacer la expresión de esta expresión, tenemos la etimología, el equivalente en inglés, una codificación, si es fe, decidimos lo que aceptamos y también decidimos qué término consideramos correcto desde el punto de vista lingüístico, un Termino que sea vernáculo en español”, explicó el experto.

Luego de encontrar una definición, quién es médico especialista, y luego de revisar a otros especialistas en otras materias, como farmacéutico, oncólogo, etc.

La secuela abre un proceso de validación de miembros de la comunidad académica española y se envía a otras universidades americanas para presentar las variables que utilizan en sus países y llegar a un consenso. Un trabajo que se apoya en las herramientas informáticas que lo facilitan.

El diccionario es una herramienta viva, constantemente actualizada, que no sólo es útil para el médico en la consulta o para el estudiante de medicina, también para otros perfiles profesionales y particulares que quieran tener sus consultas de forma gratuita en este diccionario.

Y en el futuro inteligencia artificial Puede contribuir a detectar nuevos términos pero, en su opinión, «la terminología que contiene el diccionario puede ayudar precisamente a ese contraste de verdad que debe tener la inteligencia artificial cuando se pregunta o se utiliza como herramienta para cualquier proceso en el interior de lo real». mundo», piensa el profesor.

En tres meses de existencia, el Diccionario Panhispánico de Términos Médicos ha recibido más de 300.000 visitas, la mayoría de España con destino a Argentina, Estados Unidos y México.

¿Cuál es tu terminal favorita? «El chileno arsenaleros»impugnó la lexicógrafa de Real Academia Nacional de Medicina de EspañaA. “Son los enfermeros instrumentalistas y parace me un término bonito porque es metafórico, es como una batalla qui se valibrar en el quirófano”.

En otro lugar del Atlántico, una lengua y una medicina compartidas en beneficio de la relación médico-paciente, pero también en el campo de la investigación, la divulgación, la traducción y la formación en un mundo de más de 500 millones de hispanos.