¿Otro capítulo de la enemistad entre Rusia y Occidente?

El golpe militar en Níger desestabiliza África y la batalla contra el terrorismo yihadista en el desierto de Sahel. La violencia contra la embajada francesa en su capital y las “Vivas” a Putin y el despliegue de banderas rusas el domingo demuestra que el golpe de Estado es otro paso “proxy” entre Rusia y los occidentales, desplegados en el pobre pero rico en uranio país africano, azotado por el ISIS, Al Qaeda y el tráfico de personas.

A medida que aumentaba la perspectiva de un conflicto regional en el llamado cinturón golpista del Sahel, los líderes de los estados vecinos se reunieron en una cumbre extraordinaria ayer en Nigeria, para discutir la posibilidad de sanciones y “el uso de la fuerza”.

Ultimátum para volver a la democracia

Ocho jefes de Estado de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Ecowas) se reunieron en la capital, Abuja, para denunciar el golpe, que es el sexto en la región desde 2020.

El grupo dio a los golpistas “una semana para liberar al presidente”, o amenazó con “tomar todas las medidas necesarias” para revertir el golpe militar. “Dichas medidas pueden incluir el uso de la fuerza”, dijo su comunicado. Agregó que los funcionarios de defensa se reunirían de inmediato a tal efecto.


La gente apoya a la nueva junta de gobierno en Niamey, capital de Níger. Foto: AFP

Níger ahora es objeto de un bloqueo de sus fronteras aéreas y terrestres, un amplio embargo comercial y la congelación de sus activos con BCEAO, la institución financiera regional.

¿Uso de la fuerza?

A estas medidas se une un mensaje en forma de ultimátum, que da a los militares de Niger una semana para «la liberación inmediata» del presidente electo y el «retorno total al orden constitucional». Pasado este plazo, ECOWAS dice que está considerando todas las medidas posibles, que «pueden incluir el uso de la fuerza».

Este conjunto de sanciones, que pretende ser disuasorio, lleva el ADN de Bola Tinubu, el presidente nigeriano que asumió al frente de la CEDEAO, a principios de julio. En el poder desde mayo en Abuja, pretende encarnar «el retorno de Nigeria» y sus valores, tras la relativa desaparición del gigante regional bajo su antecesor.

El presidente de Chad llegó a Níger para negociar una salida. Aquí con el presidente depuesto, Mohamed Bazoum. Foto: Facebook vía AFP
El presidente de Chad llegó a Níger para negociar una salida. Aquí con el presidente depuesto, Mohamed Bazoum. Foto: Facebook vía AFP

“Estas sanciones están lejos de ser una garantía de vuelta a la normalidad. Pero si todavía hay una posibilidad, aunque sea muy pequeña, de volver a la democracia es a través de la firmeza”, quiere creer un allegado al presidente derrocado.

“El peligro para nosotros es el hecho de que el presidente de Níger, Mohamed Bazoum, sea rehén de su propio ejército, la guardia presidencial”, dijo Tinubu.

“Es un insulto para cada uno de nosotros y debemos tomar medidas enérgicas para proteger la vida de Bazoum. Ahora es el momento para la acción».

La junta acusa a Francia

La nueva junta militar de Níger acusó a Francia de planear ataques militares para liberar al presidente del país y derrocar el golpe.

“El objetivo de la reunión es aprobar un plan de agresión contra Níger, mediante una inminente intervención militar en Niamey, en colaboración con otros países africanos, que no son miembros de Ecowas y ciertos países occidentales”, dijo el portavoz de la junta, el coronel Amadou Abdramane.

“Queremos recordar una vez más a Ecowas, o a cualquier otro aventurero, nuestra firme determinación de defender nuestra patria”, dijo.

Los generales dijeron que el ministro de Relaciones Exteriores civil de Níger, Hassoumi Massoudou, actuando como primer ministro, había firmado un documento, a pedido de Francia, que le otorgaba permiso para llevar a cabo ataques contra el edificio presidencial en la capital, Niamey.

Los militares de Níger acusan

En un comunicado transmitido por la televisión estatal, la junta que se apoderó del poder en Niger dijo: “En su búsqueda de formas y medios para intervenir militarmente en Níger, Francia, con la complicidad de algunos nigerinos, se reunió con el jefe de personal de la guardia nacional de Níger para obtener la necesaria autorización política y militar”.

En otro comunicado, la junta, representada por el general Abdourahmane Tchiani, acusó a los servicios de seguridad de una embajada occidental no identificada de lanzar gases lacrimógenos contra los manifestantes golpistas en Niamey el domingo. Los manifestantes, que ondeaban banderas rusas, intentaron asaltar la embajada e incendiaron la pared. Francia advirtió después que tomaría represalias si sus intereses en Níger fueran atacados.

Los soldados de Niger, que derrocaron al presidente electo Mohamed Bazoum, acusaron a Francia de querer «intervenir militarmente» para restaurarlo en el cargo, dijo un comunicado de prensa en la televisión nacional el lunes 31 de julio.

Francia no evacúa a sus ciudadanos

Con el presidente Mohamed Bazoun detenido en la residencia presidencial, la mediación del presidente de Chad, Mahamat Déby, que entrevistó a Bazoun detenido y al nuevo jefe de estado de facto, en la capital, Francia decidió no evacuar aún sus 600 ciudadanos franceses. Pero reforzó la seguridad de la embajada y de sus nacionales, luego que los manifestantes intentaran entrar ayer a su residencia diplomática y advirtió contra la violencia contra ellos..

El presidente de Chad, general Idriss Deby Itno (izq.) junto al líder golpista nigerino Abdourahamane Tiani, en Niamey. Foto: AFP
El presidente de Chad, general Idriss Deby Itno (izq.) junto al líder golpista nigerino Abdourahamane Tiani, en Niamey. Foto: AFP

“Francia, como siempre, protege a sus nacionales. Estamos extremadamente alerta. Preciso que la situación, esta tarde, está más tranquila”, había detallado el domingo al atardecer la canciller Catherine Colona, precisando que entre 500 y 600 franceses estaban en Níger.

Frente a las crecientes tensiones en Níger, París ya había respondido con amenazas apenas veladas de una represalia . “Cualquiera que ataque a nacionales, vería a Francia responder de manera inmediata e intratable”, dijo el palacio del Elíseo el domingo.

Francia ya había tomado sanciones, suspendiendo su ayuda presupuestaria y militar. Se desconoce el destino de su contingente de 1.500 militares en Níger. Washington debería repatriar muy rápidamente a sus aproximadamente 1.100 soldados en el lugar, la ley estadounidense no le deja otra opción. Hay una base de drones norteamericana, valuada en 100 millones de dólares, en Niger.

La voz del Kremlin

Los manifestantes pro golpe en Niger vivaban a Putin, mostraban las banderas rusas y pedían que fuera su socio y no Francia.

Hasta ahora el grupo de mercenarios ruso Wagner se encuentra en Malí, donde echaron a las fuerzas francesas, en Burkina Faso, en Mozambique, en Congo y en Sudán. Oficialmente no han entrado aun en Niger con sus mercenarios. Aunque están dispuestos a hacerlo.

Este golpe demuestra que Rusia busca generar en África un conflicto “Proxy “con Francia y los norteamericanos, paralelo a su guerra en Ucrania, utilizando a sus mercenarios y con la fuerte presencia China en el continente. Gran Bretaña está dispuesta a colocarlos en la lista negra de organizaciones terroristas.

El Kremlin llamó este lunes a «todas las partes a la moderación» en Níger y al regreso a la «legalidad».

«Lo que está sucediendo allí es motivo de gran preocupación», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. “Hacemos un llamado a la restauración de la legalidad en el país lo antes posible, con moderación de todas las partes”, agregó.

La mediación de Chad

El presidente chadiano, Mahamat Déby, designado como mediador, se desplazó poco después a Níger. Fotos con el presidente depuesto y con el nuevo jefe de la junta fueron publicada en su red social.No se sabe aún el resultado de su gestión.

Los militares de Niger se están apoyando sobre el fuerte sentimiento anti-occidental y la hostilidad latente hacia la CEDEAO.Confían en el M62, una organización de la sociedad civil, que se hizo conocida por su feroz oposición a la influencia francesa. Es gracias a este movimiento que miles de personas se reunieron el domingo para proclamar su apoyo a la junta pero también su rechazo a la política francesa. Entre las banderas de Nigeria y Rusia, las señales son claras: “Francia se va », ”Queremos recuperar la soberanía”.

El presidente de Chad también se reunió con el ex maNndatario de Níger, Mahamadou Issoufou. Foto: AFP
El presidente de Chad también se reunió con el ex maNndatario de Níger, Mahamadou Issoufou. Foto: AFP

Luchar contra yihadistas en el Sahel

Francia confía en Níger como base para luchar contra los terroristas, después de que se vio obligada a abandonar el vecino Malí. También suspendió el apoyo al desarrollo de su antigua colonia.

Se cerraron las fronteras con Níger, se prohibieron los vuelos comerciales, se detuvieron las transacciones financieras, se congelaron los activos nacionales y se puso fin a la ayuda. A los oficiales militares involucrados en el golpe se les prohibiría viajar y se congelarían sus cuentas.

A los observadores internacionales les preocupa que el liderazgo militar de Níger gire hacia Rusia y su temida fuerza paramilitar, el Grupo Wagner. Se ha ofrecido como una fuerza de seguridad alternativa al creciente número de juntas en el Sahel, asolado por el conflicto.

Si Rusia incursiona en el país, extendería el alcance de Wagner a la mayor parte de la región, desde Sudán hasta Libia y Malí. Esto se sumaría a las florecientes relaciones diplomáticas y de seguridad con países como Burkina Faso y Guinea, creando así un cinturón de influencia en línea recta, desde el este hasta el oeste de África a través del Sahara.

Los países vecinos y los socios internacionales se han negado a reconocer el nuevo liderazgo y exigieron que el presidente Bazoum sea reincorporado.

Bazoum no ha sido herido y ha seguido hablando por teléfono con gobiernos extranjeros.

París, corresponsal

Mirá también