persisten las huelgas en Odessa; «más de veinte personas heridas desde el comienzo de la semana», dice kiev

Huelgas rusas en Odessa: la Unesco «condenó condenó» un ataque contra el Patrimonio Mundial

la Unesco ha «convicto condenado» El viernes los ataques rusos de acuerdo “jueves temprano en la mañana” en el centro de la ciudad de Odessa, en el suroeste de Ucrania.
«Según una evaluación preliminar, varios museos ubicados dentro del sitio del Patrimonio Mundial sufrieron daños, incluido el Museo Arqueológico, el Museo de la Flota y el Museo de Literatura de Odessa».una descripción detallada de la organización de las Naciones Unidas para la cultura, la ciencia y la educación.

“Todos habían sido marcados por la Unesco y las autoridades locales con el Escudo Azul, el emblema distintivo del Convenio de La Haya de 1954” para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado, que por lo tanto «violado»denunció la Unesco.

El ataque ruso “Perpetrado apenas dos semanas después del que destruyó un edificio” del centro histórico de Lviv, en el noroeste del país, otro sitio del Patrimonio Mundial, también ha «coincidió con la destrucción del Centro Cultural de Arte Popular y Educación Artística en la ciudad de Mykolaiv»una institución tardía de la ONU.
ella llamó a “cesen todos los ataques contra la propiedad protegida por instrumentos normativos internacionales en gran parte transformados”.

El centro histórico de Odessa, una famosa ciudad a orillas del Mar Negro, fue inscrito en la lista de la UNESCO del Patrimonio Mundial en Peligro en enero de 2023, debido a la «amenazas de destrucción» flotando sobre el sitio debido a la guerra, tanto más en riesgo ya que está cerca del puerto, una infraestructura estratégica para Ucrania.

“Esta guerra representa una amenaza creciente para la cultura ucraniana”insistió la Unesco, añadiendo que había premiado “daños a 270 sitios culturales ucranianos” desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero de 2022.

Las tensiones han estallado en el suroeste de Ucrania desde que Moscú rechazó esta semana el acuerdo sobre las exportaciones de granos ucranianos al Mar Negro, que permite que los envíos cargados con productos agrícolas ucranianos salgan de los puertos a través de rutas marítimas protegidas.

Durante la noche del jueves al viernes, misiles de crucero rusos Kalibr, disparados desde el Mar Negro, impactaron en la región por cuarta noche consecutiva, confirmó el gobernador local, Oleh Kiper.
Si el ejército ruso aseguró apuntar solo a sitios militares, al menos tres personas murieron y otras veinte resultaron heridas anoche.