Quiero incluir el derecho a la interrupción voluntaria del compromiso en la Constitución y en el PSOE a la carta

MADRID, 6 de marzo (EUROPA PRESS)-

La propiedad de incluir el derecho a la interrupción voluntaria del compromiso en la Constitución española ha dividido al Gobierno porque, mientras la ministra de Sanidad, Mónica García, aceptó la medida por su partido al considerar que «hay un consenso social independiente del Gobierno de Turno» , la ministra de Igualdad, Ana Redondo, del PSOE, abordó esta posibilidad.

La portavoz adjunta de Sumar en el Congreso, Aina Vidal, defendió que esta formación recoge el derecho a la interrupción voluntaria del empleo en la Constitución española. Según fuentes concretas de Sumar a Europa Press, la idea de la formación consiste en presentar un proyecto de ley que será respetado en las próximas semanas, por lo que es necesario apoyar a la mayoría de los grupos del arco parlamentario, con el final de «reconocer» el testimonio». » de Francia, que consagró explícitamente el derecho al aborto en su Constitución.

Precisamente, en la rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, Vidal declaró que «tuvo la palabra con todos los grupos parlamentarios» sobre esta propuesta. «A partir de este momento, simplemente hemos abierto este debate», aclaró el portavoz, que espera que esta propuesta sea «un punto de partida» que se publicará en las próximas semanas.

Para ello, se mostró confiado en que las fuerzas políticas “también puedan tener su propia propuesta”, sin olvidar a “todo el movimiento feminista”. «Este no es un debate de partido, es un debate de país y de sociedad. Las mujeres, de todos los colores políticos, deben participar en lo mismo», dijo Vidal.

En ese momento, el Ministro de Salud declaró en un tuit en X (antes Twitter) la necesidad de «bloquear el derecho al aborto en la Constitución, siguiendo el ejemplo de Francia. Existe un consenso social para garantizar el acceso a servicios seguros, gratuitos y Aborto gratuito en la sociedad pública, independientemente del gobierno de turno: “Vamos a ello”, afirmó entusiasmado.

Sin embargo, durante la presentación de la campaña oficial del Ministerio de Igualdad con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este 8 de marzo bajo el lema ‘8M con M de Muévete’, la ministra Ana Redondo se dejó la pista para seguir el camino de Francia en este asunto.

Según Redondo, el proceso de reformas en el caso español es «muy exigente» y «realmente agravado», requiriendo en parte «un enorme consenso». Así, el ministerio clama que «no hay condiciones» para trabajar en el trabajo y que se puede incentivar a hacer lo posible para que las mujeres en España puedan ejercer su derecho al aborto, reconocido en una «buena» ley que se aprueba. 2020.

“VAN A CAMBIAR DE OPINIÓN”

Al respecto, Vidal aseguró que «no hay ningún cable en la cabeza de que el PSOE no participe en esta lucha emancipadora de las mujeres». «Estoy de acuerdo en que el ministerio, además de otras cuestiones, como el salario mínimo interprofesional, con los ERTE, con la reforma laboral o en el marco del impuesto extraordinario de la banca o la electricidad, puede cambiar de opinión». que tiene que ver con el derecho a la vida, el derecho a la salud y el derecho a la libertad de todas las mujeres”, defendió.

«Hay fortzas en todo el mundo que nos quieren arrebatar las womens derechos que son básicos, por los que lucharon además todas las que nos precedieron, pero somos millones las que los vamos a defender. Esta semana, Francia y sus mujeres volarán a ser «Luz e ilusión», destacó la portavoz, quien lamentó que tenía derechos que «aún se ponen en duda», como la interrupción del bochorno gratuito.

En este sentido, se ha citado en países como Estados Unidos, Argentina o Polonia, y otros como Chile, Colombia o México han avanzado «recientemente y no osos agigantados en esta materia». “Este es el momento en que nuestra Constitución protege y garantiza la igualdad y la libertad de las mujeres en forma plenaria”, reiteró.

Así, Vidal destacó la importancia de «abrir este debate social» ante la «posibilidad de presentar ante las autoridades una cuestión de consenso social y feminista, una bandera en común con la que la sociedad española también está plenamente comprometida».

“No hay lucha que valga la pena si no es para todas y no hay conquista que se logre si no es con todas”, argumentó el portavoz para que “ser madre es una opción, no una obligación”. «Decide cuándo quieres que sea nuestro derecho y no te preocupes, no tenemos mujeres ni personas», escribió.