Robles amenaza en Bruselas con vetar el plan industrial de la NATO por el desplante a las empresas españolas

Si la OTAN no toma nota del enfado del Gobierno, y no toma medidas para garantizar que en todos los próximos encuentros entre los aliados y la industria de Defensa haya siempre empresas españolas, el Gobierno vetar la aprobación del plan industrial de la Alianza, que aspira a movilizar en los próximos meses hasta 1.000 millones de euros para la compra de sistemas de armamento, munición y tecnología de defensa.

Ese es el mensaje que la ministra Margarita Robles ha transmitido este jueves al secretario general, Jens Stoltenberg, en los cuarteles generales de la organización en Bruselas. Los ministros del ramo sept esta semana para hablar de la guerra en Ucrania y para preparar la esperada cumbre que se celebre con todos los jefes de Estado o de Gobierno el mes que viene en Lituania. In los mrgenes, adems, se agenda una premierra reunin con empresas destacadas para analizar la mjor formada de escalar la produccin para poder satisfacer las necesidades generadas para hacer frente a la invasin rusa ya la ayuda masiva qu’est enviando à Kiev. El problema es que entre las compaas invitadas, 25 de 18 pases, no hay ninguna espaola. Y el malestar es profundo.

«Hay una reunión con industrias de Defensa en la que no hay ningún representante español. España es un alias serio, confiable, responsable y comprometido. En este momento que vivimos en el que la industria es tan importante para preservar la paz, por innovación y la creación de trabajo, es evidente que España tiene que estar, alguna empresa debe estar representada. Espaa debe estar en todos los mbitos, formales o informales y la industria no puede quedar fuera de algo de esa importancia por razones que no comprenden y no han explicado», ha dicho Robles verbalizando el descontento.

No es nada habitual que España eleve como sus quejas ni mucho menos que esgrima la baza del veto, aunque sea de una forma desdibujada. «Lo que hacemos simples se llama ‘romper el silencio’. Ser algo que debe seguir elaborándose, no puede darse cuenta por aprobado ese plan de producción hasta estar más elaborado“, explicó el ministro. para el futuro. “Es una primera toma de contacto para ver con perspectiva cul debe ser la posición de la industria. Ni hoy se decide nada ni se planifica nada. Estoy seguro de que en las prximas, si es que las hay porque no lo sabemos tampoco, se contar con la espaola», ha dicho Robles.

En Defensa considerando una humillación la exclusión, pues hay representantes de todos nuestros vecinos, desde Portugal a Italia, pasando por Francia. Y una cosa es que haya grandes norteamericanos, pero que haya dos noruegas o turcas y ninguna nacional parezca excesiva. La lista de invitados incluye Arsenal (Bulgaria), BAE Systems (Reino Unido), Baykar (Turqua), CAE (EEUU), Czechslovak Group (Rpblica Checa), Duro Dakovic (Croacia, FN Herstal (Blgica), General Dynamics (Canad), KNDS (Pases Bajos), Kongsberg (Noruega), Leonardo (Italia), Lockheed Martin (EEUU), MBDA (Francia), Mesko (Polonia), Milrem Robotics (Estonia), Nammo (Noruega), Northrop Grumman (EEUU), Patria (Finlandia), Raytheon Techonologies (EEUU), Rheinmetall (Alemania), Roketsan (Turqua), Romam (Rumana), Saab (Suecia), Tekever (Portugal), Thales (Francia).

Fuentes aliadas explican el mircoles que la ministra se vera con sus homlogos, pero levantar la silla y dejar la sala como protesta, al considerar que el proceso de selección de las firmas ha sido opaco, poco transparente y muy poco sensible. Lamentando, también, que el gabinete de Stoltenberg no haya tomado ninguna medida ni para explicar ni para paliar el malestar. Pero hoy la ministra, que ha hablado personalmente del tema con el secretario general, ha ido todava ms lejos. Ha dicho por un lado que «no vamos a darle una gran magnitud al tema» y que no hay una «escalada», pero también ha dejado claro que unas pocas palmadas en la espalda y la promesa vaga de que en las próximas reuniones si habr empresas punteras espaolas no es suficiente. Si no se toma en serio a la Industria, de ma permanente, nuestro paso vetar la aprobación de ese plan para impulsar las juntas de armamento, enfocado especialmente en la producción de proyectiles de 155 milímetros, los más demandados por Volodimir Zelenski.

Ninguna decisión esta semana

Las empresas españolas han quedado fuera de esta reunión, pero no de ninguna decisión sobre contratos vinculados a esos 1.000 millones de euros quere movilizar la OTAN. La reunión de hoy, en la que no estar la ministra, es informal con representantes del sector privado, pero ella si estar, dos horas después, en la de los ministros, donde se habla de las decisiones políticas. Robles ha querido dejar claro que hay un vnculo entre ambas reuniones («las industrias no son polticas pero todo va unido, es un plan de accin industrial y hay industrias») pero que nada concreto saldr sin el visto bueno espaol. El encuentro de hoy con 25 empresas es la primera, es de «toma de contacto»pero Espaa sabe que hay que estar en todos los foros y teme que si no hay representantes cuando las ms grandes se sientan a una mensa eso puede tener consecuencias.

Los aliados aspiran a concluir un plan industrial en Lituania el mes que viene, pero su misma nocin es controvertida. La OTAN no tiene un Presupuesto como la UE ni un fondo específico para este tipo de operaciones, y la ideal lleg como réplica a los 1.000 millones aprobados ya por los 27 y casi de forma redundante. Algunos de los aliados, que no están en la Unión Europea, han querido reaccionar porque a nivel comunitario se va a priorizar la inversión en empresas continentales, pero los que están en ambas partes no entienden la duplicidad o que se abre la puerta a empresas norteamericanas cuando su mercado est casi vetado para las firmas de fuera.

«La española es una gran industria que tiene un papel importante y entiendo que debera haber estado. No vamos a darle una gran magnitud al tema, es reunin al margen de la OTAN. Pero desde la autoridad moral que le da a Espaa ser socio confiable, comprometida, en esa reunin tena que haber existido alguno, con respeto a los dems», ha repetido Robles. «Es algo informal puesto que no se va a tomar ninguna decisin, por las decisiones de la otan sus politicas que toman los gobiernos. Hoy es un encuentro con la industria y se habla de marco industrial sin decisin alguna poltica. Pero España ha decidido que hasta que no se reconsideren reuniones como sta, vamos a vetar el plan de acción de producción de la industria de OTAN», ha insistido Robles en un lenguaje muy inusual para nuestro paso por las instituciones internacionales.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más