julio 19, 2024
«se ha equivocado a lo grande»

Un 2-0 ante Las Palmas, que le echa agua al resultado gasolina del derbi, volvió a poner al Madrid por delante del Barcelona y dejó unas cuantas reflexiones que tendrán su recorrido en los próximos días.

Carletto quiso hablar de las buenas noticias, pero también las hubo malas. Alaba se marchó lesionado muscularmente y, a falta de pruebas, tiene muy complicado volver a jugar hasta después del parón. Además, Rudiger, que sí jugó los noventa minutos, se marchó con un golpe en la rodilla y Ancelotti espera que no sea nada más, pero si lo fuera, la realidad es que solo tendría un central disponible para el decisivo duelo contra el Girona del sábado: «Los centrales los tenemos, que son Rudiger y Nacho. A ver cómo recuperan. También han entrenado con nosotros Marvel y Carillo, del filial, que son muy buenos. Otra opción no tenemos, pero yo creo que Rudiger va a estar bien y disponible para el sábado». El alemán pasará pruebas este jueves.

Ancelotti valoró positivamente el juego de su equipo, a pesar de las muchas ocasiones que no supieron materializar, algo que logró Brahim justo antes del descanso. Gran partido del malagueño, que sumó su primera titularidad en el Bernabéu y su primer gol como madridista. Noche redonda para el atacante: «Espero que este gol esta actuación le meta presión a Ancelotti», comentó el jugador con una sonrisa. «Demuestra que los jugadores que no juegan mucho están motivados, y eso es muy bueno», indicó Carletto feliz.

Lo que ya no gustó tanto fueron las palabras de Miguel Ángel Gil Marín. El diario Marca publicó a mitad de partido del Madrid unas palabras muy duras del consejero delegado del Atlético contra el Real Madrid. Según el diario deportivo, se las ha hecho saber a su círculo más cercano tras lo sucedido en el derbi: «Es el colmo, el árbitro acierta, como han coincidido todos los analistas arbitrales, y aun así la maquinaria se lo lleva todo por delante. Adulteran la competición. Crean un clima insoportable para los colegiados. Los argumentos que utilizan para atacar a los árbitros serían para reírse si no fuera algo tan serio y que afecta directamente al desarrollo de la competición. En Real Madrid Televisión Son unos forofos. Saben que si no dicen este tipo de cosas, perderían rápidamente su trabajo»

Ancelotti, perplejo cuando se le hacían saber estas reflexiones en la sala de prensa, no quiso entrar al trapo en la primera pregunta al respecto: «No hago caso a esto, cada uno dice lo que quiere». A la segunda, sí que no se mordió la lengua: «Se ha equivocado a lo grande. Ninguno es perfecto».