serán 7.800 millones de euros

En diciembre pasado los gobiernos europeos habían prometido aumentar esa cantidad de fondo si era necesario por el curso de la guerra.

Los jefes de las diplomacias nacionales europeas dan este martes al canciller europeo, el hispano-argentino Josep Borrell, su visto bueno politico para casi duplicar los fondos que se usan para armar a Ucrania.

La conocida como «Facilidad Europea para la Paz», un fondo destinado a ayudar con armamento por ejemplo a pays del Sahel para que luchen contra el terrorism, se está usando desde el inicio de la guerra de agresión rusa contra Ucrania para pagar a los gobiernos las armas europeas qu’envían a Ucrania.

El Fondo, que originalmente tenía 5.000 millones de euros para el periodo 2021-2027, está casi consumido tras gastarse 4.600 millones. ahora salta para ir a 7.800 millones en previsión de que tenga que pagar los aviones de combate que algunos países prometen al presidente ucraniano Volodimir Zelensky.

En diciembre pasado los gobiernos europeos habían prometido aumentar ese fondo «si era necesario».

Un cartel con una propuesta para servir en un contrato en las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa instaladas en la calle Moscú.  Foto EFE
Un cartel con una propuesta para servir en un contrato en las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa instaladas en la calle Moscú. Foto EFE

Los soldados

En la práctica, que todos los gobiernos de la UE, según su capacidad económica, están pagando las armas que se envían a kyiv Porque todos alimentan ese fondo en función de su capacidad económica, pero sólo se usa para pagar las armas que se envían, por lo que unos gobiernos reciben de vuelta más que otros.

El Fondo fue creado en 2021 para actuar como presupuesto de la Unión Europea para evitar la prohibición de los comercios europeos que podrán financiar la compra de armas.

Los cancilleres europeos se reúnen este lunes y martes para desbloquear ese aumento del fondo para armamento y también para tratar sobre cómo algunos gobiernos europeos empiezan a formar soldados ucranianos en el manejo de las armas más extendidas (como los aviones de combate), sobre el próximo paquete de sanciones contra Rusia y para decidir le papel europeo en la cumbre de julio que impulsó el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

Los diplomáticos también discutidos por primera vez una propuesta de la Comisión Europea para sancionar a quien ayude a Rusia a esquivar las sanciones europeas, con países como Irán, Kazajstán, Armenia, Georgia o China en el punto mira.

Los bombros trabajan en un depósito destruido perdido por el Servicio de Emergencia del Estado, tras un ataque contra misiles rusos, en Dnipro.  Foto Reuters
Los bombros trabajan en un depósito destruido perdido por el Servicio de Emergencia del Estado, tras un ataque contra misiles rusos, en Dnipro. Foto Reuters

tercer pais

Rusia dodged buena parte de las sanciones noroccidentales gracias a la ayuda de terceros países que los servicios como intermediarios para importar productos que los europeos ya no le venden. La mayoría de los países europeos ha desaparecido en el último tiempo exportó a países como Turquía, Georgia, Armenia o Kazajstán mientras que isos países desaparecieron en Rusia.

La Comisión Europea pensó la semana pasada un plan para cerrar esos agujeros y para ello busca castigar a pays y empresas que ayuden a Moscú. La propuesta es polémica porque puede llevar a choques diplomáticos con un Estado miembro de la OTAN como Turquía o con la potencia china.

Y porque parece bastante a las sanciones extraterritoriales que aplican Estados Unidos y que tradicionalmente ha atacado la Unión Europea.

algunos canceladores creo que la propuesta va demasiado lejos Porque a la hora de la verdad a algunos países europeos podría temblarles el pulso si tuvieran que sancionar a algún gigante industrial chino por las repercusiones comerciales con las que amenazan Beijing oa Turquía, por temor a que abra sus fronteras al paso de refugiados y migrantes de Oriente Medio.

La Comisión Europea tiene preparada ya una lista en la que agregó a siete empresas chinas por vender a Rusia material de doble uso civil y militar, como productos de microelectrónica que se venden como civil pero que las Fuerzas Armadas rusas usan para el sistema de guiado de sus misiles.

PA

Mira también